Revelan antiguo misterio egipcio

Cerca del año 524a.C, un ejército persa de 50 mil hombres desapareció sin dejar rastro en el desierto de Egipto, constituyendo uno de los mayores misterios arqueológicos de todos los tiempos. Finalmente el Prof. Olaf Kaper, de la Universidad de Leiden en Países Bajos, cree haber resuelto el enigma.

El historiador griego Herodoto especulaba que una tormenta de arena había sido responsable de la perdición de la milicia. Cuenta la historia de rey persa Cambises, quien se adentró en el desierto egipcio cerca de Luxor (en aquel entonces llamado Tebas) con 50 mil soldados. Las tropas jamás regresaron, fueron engullidas por una duna de arena. Una leyenda fantástica que durante mucho tiempo fue objeto de debate.

El egiptólogo Olaf Kaper nunca creió este relato, pues desde el siglo XIX amateurs y arqueólogos profesionales han buscado sin éxito los restos del famoso ejército. Algunas personas esperan hallar a los soldados y sus armaduras bajo tierra, sin embargo, la experiencia ha demostrado que es difícil morir debido a una tormenta de arena y es poco probable que ésta hubiera sido la causa de su desaparición. 

La teoría de Kaper sostiene que el ejercito no desvanció, sino que fue derrotado. Durante su travesía en el desierto para alcanzar el Oasis de Dakhla, las tropas fueron emboscadas por el grupo rebelde encabezado por Petubastis III. Desde su base en el oasis, el líder subversivo logró reconquistar gran parte de Egipto hasta ser nobrado faraon en Menfis, la capital.

La derrota del ejército de Cambises probablemente permaneció un secreto durante tanto tiempo debido al rey persa Darío I, quien terminó la revuelta egipcia tan sólo dos años después del acontecimiento. Atribuyó la vergonzosa derrota de su predecesor a los elementos naturales, una efectiva manipulación que perduró a tavés dela historia.

Kaper realizó este descubrimiento de manera accidental. En colaboración con las universidades de Nueva York y Lecce, formó parte de las excavaciones de Amheida, en el Oasis de Dakhla, durante 10 años. A principios de este año, decifró el listado completo de títulos de Petubastis III sobre antiguos bloques del templo. "Una vez que combinamos esto con la limitada información que se tenía sobre Petubastis III y el relato de Heródoto, fuimos capaces de reconstruir lo que realmente sucedió", declaró.

El hallazgo será anunciado en una conferencia internacional.

Escribir comentario

Comentarios: 0