SIGUEN LOS MISTERIOS DE LA BIBLIA

COMPARTELO Y HAZ #RT

El Codex Zacynthius se considera un texto crucial para el estudio del desarrollo del Nuevo Testamento, y los expertos esperan revelar esta escritura oculta después de que la Universidad de Cambridge haya conseguido más de un millón de libras para comprarlo. Durante más de 200 años la obra perteneció a la Sociedad Bíblica Británica y Extranjera hasta que ésta decidió venderlo para recaudar fondos. Desde 1984 el manuscrito ha permanecido guardado en la Biblioteca de la Universidad de Cambridge, que ahora ha conseguido 1,1 millones de libras para comprarlo. «Al asegurarnos el manuscrito, esperamos que las técnicas modernas de imagen multiespectral permitan a los eruditos recobrar por completo el texto oculto», dijo el Dr. Rowan Williams, ex-arzobispo de Canterbury que estuvo a cargo de la campaña de recaudación de fondos.


Aunque el texto original fue descifrado por primera vez en 1861, se cree que contiene errores y se espera que las técnicas modernas puedan arrojar cierta luz sobre su contenido. El reciclaje de manuscritos era una práctica común en un tiempo donde las superficies para escritura eran muy valoradas, se producían pocos libros, y solo un pequeño porcentaje de la sociedad era letrada. En el siglo XIII, el texto fue parcialmente removido y sobrescrito por un evangeliario, un libro que recoge los textos de las lecturas evangélicas relativas a cada uno de los días del año dispuestas según el orden litúrgico. El Codex Zacynthius consta de un total de 86 folios de 36 x 29 cm. El texto en griego pertenece al Evangelio de Lucas (1:1-11:33) y está escrito en dos columnas por página, con unas 23 líneas por columna. Por siglos no hubo un texto definitivo para el Nuevo Testamento hasta la formulación del Textus Receptus en el siglo XVI.


El códice al que hacemos referencia aquí no fue utilizado en esta versión basada solo en un conjunto de manuscritos en lengua griega del Nuevo Testamento, de los cuales los más antiguos datan aproximadamente del siglo X, y son la base de muchas traducciones clásicas de la Biblias. «La presencia de un texto subyacente en el Codex Zacynthius es fundamental para establecer cómo se transmitió el Evangelio de Lucas, y coloca a este manuscrito en primera clase. Es el único ejemplar existente del Nuevo Testamento en donde hay comentarios al costado del texto principal, algo que nos permite apreciar tanto el desarrollo como la interpretación del Evangelio», concluye el Dr. Williams.

MysteryPlanet.com.ar

Escribir comentario

Comentarios: 0