¿Los espíritus pueden adherirse a nuestro cuerpo?

Sientes que te falta energía, tienes una menor capacidad de concentración, y deseas estar constantemente a solas. Duermes más de lo normal y sientes que cada día que pasa pierdes una parte de ti mismo. En circunstancias normales, cualquier medico te diagnosticaría un cuadro severo de depresión. Podrías tener un espíritu adherido a tu cuerpo.


Muchos expertos aseguran que las almas perdidas, que han optado por permanecer en nuestro reino, necesitan energía para sobrevivir. Algunas de estas entidades pueden aprovechar la energía de dispositivos electrónicos y fuentes electromagnéticas naturales, pero otras entidades aprovechan la energía de los vivos. Y esto siempre ocurre cuando nos encontramos en momentos complicados de nuestras vidas, cuando nuestras defensas están más bajas, aferrándose como autoestopistas fantasmales. En los casos más leves, los seres del mas allá pueden utilizar esta energía para causarnos un daño irreparable en nuestras vidas, pero en los peores casos podrían llegar a tener el control de sus víctimas.


¿Qué son estos espíritus?


Desde hace siglos, médiums y psíquicos son conocedores del fenómeno llamado apego espiritual, entidades que se adhieren a nuestro ser durante un tiempo indeterminado. Pero sólo ahora se ha convirtiendo en el centro de atención, debido principalmente al aumento de extraños comportamientos en las personas que parecen cambiar su forma de ser por completo.


Esto ocurre cuando una persona convive con la energía de un espíritu de una persona o entidad ya fallecida. En ciertos casos los espíritus se han unido a las personas para ayudarles, ofreciéndoles un inexplicable talento para la música, pintura, el dibujo o la escritura. Sin embargo, en la mayoría de los casos pueden convertirse en la peor de las pesadillas, incluso pudiendo dañar la salud física y mental.


¿Por qué los espíritus quieren adherirse a nosotros?


Puede haber muchas razones por las que se produce una unión espiritual, pero generalmente muchos espíritus intentan buscar el consuelo, volviendo a vivir algunos de los aspectos físicos de la vida. Otros están confusos y no se dan cuenta que están muertos y quieren estar cerca de una persona viva. En este caso, simplemente desean ponerse en contacto con los vivos en busca de ayuda, sin ninguna intención de hacer daño a la persona a la que se ha unido.


Otros espíritus y entidades buscan deliberadamente la energía de las personas viva. Estas entidades pueden tener diferentes nombres, pero básicamente se alimentan de la energía emitida por las personas en el mundo físico. Estos espíritus son conocidos como parásitos astrales, ya que “roban” enormes recursos de una persona viva y drenan su energía.

¿Qué personas pueden tener mayor riesgo de sufrir una adhesión espiritual?


Los médiums y psíquicos son posiblemente las personas más expuestas a este fenómeno, ya que son canales a otras dimensiones. Pero aquellos que practican actividades ocultistas o espirituales podrían ser más propensos a una adhesión por parte de espíritus. Como hemos comentado en diversas ocasiones, juegos como la ouija son portales que permiten la entrada a ciertas entidades, con el único objetivo de causar un daño irreparable a sus víctimas.


Tampoco nos debemos olvidarnos de las personas que tienen problemas emocionales o de salud, ya que su protección natural energética se reduce. Personas con un historial de abuso de drogas o alcohol se encuentran constantemente en riesgo de adhesión espiritual. Las drogas y el consumo excesivo de alcohol no sólo disminuye el aura natural del cuerpo, también causan brechas en su escudo protector y en la propia psique. Muchos expertos creen que las alucinaciones causadas por las drogas o el alcohol pueden ser en realidad espíritus del más bajo astral.


Tipos de espíritus o entidades que pueden adherirse a una persona


Los espíritus humanos son aquellos que quedaron atrapados o bien optaron por permanecer cerca de la dimensión física. En algunos casos debido a experiencias traumáticas pero otros son espíritus negativos que decidieron quedarse en el plano terrestre, aparentemente causando el miedo entre los vivos. Estos espíritus no son entidades demoníacas, sin embargo, pueden llegar a ser muy peligrosos y la adhesión de una de estas entidades podría causar un daño en nuestras vidas.

Las entidades no humanas son energías que no han llegado a encarnarse en el reino físico. Algunos son benignos, otros extraños y desconocidos, pero no necesariamente negativos. Las formas más comunes o los nombres frecuentes para este tipo de entidades no humanas son “sombras”, “gente de la sombra” y “demonios”.


Los elementales son seres espirituales que en ocasiones se confunden injustamente con otras entidades. Desafortunadamente, los elementales son atraídos con frecuencia por los campos de energía humana. En su forma original, los elementales no son negativos, sin embargo, si se invocan en prácticas ocultas negativas, pueden llegar a transformar su propia energía en negativa. Además, en los lugares donde la gente ha cometido actos de violencia extrema, los seres elementales pueden absorber estas energías. Lamentablemente, muchos elementales terminan en los planos astrales inferiores debido a que son corrompidos por la energía más negativa de los seres humanos. Así que, básicamente, cualquier ritual positivo u oración para liberar a una persona de un elemental también ayudará a este ser espiritual.


Señales de un apego espiritual y cómo protegerse


Hay varios niveles de apego espiritual que una persona puede experimentar. Comienza con la simple presencia del espíritu. Algunas personas aseguraron tener la sensación de no estar solos, como si fueran seguidos y vigilados por una presencia invisible. Este nivel también puede producir fenómenos paranormales tales como extraños golpes, misteriosas voces y otros sonidos inexplicables. Hay casos donde las personas han informado ver una niebla o nube negra amenazante cerca o por encima de ellos


En el siguiente nivel, el espíritu comienza a ser más intenso. En estos casos, las personas pueden sentir cambios de humor irracionales, depresión y sentimientos de ansiedad. En las etapas finales, el espíritu se adhiere a su víctima, causándole pesadillas frecuentes y dolor en las articulaciones.

Llegados a este punto es importante recordar que antes de pensar que has sido víctima de una adhesión espiritual es necesario descartar cualquier problema médico. Una vez que estemos seguros de que podemos ser víctimas de este fenómeno, lo primera que debemos hacer para la protección es empezar con buena salud. Un cuerpo sano, una mente sana y equilibrada son las bases sólidas de cualquier defensa. La razón es que los espíritus negativos tienen una tasa de vibración baja, pero la energía positiva y saludable, vibra mucho más alto.


Pero cuando una persona ha sido adherida por un espíritu es importante que sea tratado por profesionales cualificados, ya que su vida podría estar en peligro. También es importante recordar que la adhesión espiritual no tiene nada que ver con las posesiones demoníacas, porque lo que no es necesario realizar ningún tipo de exorcismo para liberar a la persona afectada.


Pero lo que sí es necesario son algunos rituales de magia blanca para expulsar a la entidad que está causando el daño. Como hemos comentado en diversas ocasiones, en Mundo Esotérico y Paranormal siempre recomendamos los servicios ofrecidos por Elise Defer desde su portal www.tarotvidencidelisdefer.com, la única vidente que ayuda altruistamente a todo aquel que lo necesite.


http://www.mundoesotericoparanormal.com/

Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    Federico Andrés López (martes, 25 agosto 2015 14:59)

    Me ha pasado que una noche del 24 de diciembre antes de dar las 12 de la noche nos tomamos una foto en familia, la mesa navideña estaba en el jardín. Cuando se efectúo el revelado se apreció que en esa foto al lado de cada persona a la altura de la cintura brillaba algo como si fuera un globo mediano, consultado con gente de la casa de revelados descartaron que fuera un problema de la foto. Esto pasó en Caseros, Pcia. de Bs. As.; en otra oportunidad, esta vez en Ceibas, Pcia. de Entre Ríos, año 2004, al arribar al lugar pasadas las 12 de la noche, cuando estiro la mano para abrir una puerta, sin llegar a tocar el picaporte, la misma se abre sola y completamente; la mas reciente pasa en el barrio de Belgrano, Capital Federal, en horas de la madrugada mientras me encontraba durmiendo estiro hacia un costado el brazo izquierdo y sentí como que se depositaba en el cuerpo de una persona grande y obesa, encendí la luz y no vi a nadie. Después eso de que se me erize el bello de los brazos, piernas y ocasionalmente de la nuca me pasa con cierta frecuencia. Saludos

  • #2

    Ninett Cabrera (martes, 25 agosto 2015 17:43)

    Yo he tomado fotos en una copa de vino y espejo donde se ven personas y entidades muy raras

  • #3

    Lilly Anayansi Chen S. (miércoles, 26 agosto 2015 14:27)

    Desde nina siempre tuve mucho miedo a la oscuridad y a los muertos y cementerios, ya grande tenia que dormir con la luz prendida, radio o tv. porque algo entraba a la habitacion todo de ponia muy frio, no me podia mover ni hablar y sentia como me agarraban por los hombros y sentia tambien una respiracion muy agitada, para que eso me dejara resaba el Padre Nuestro y decia Soy hija de Jesus de Nazareth y como magia eso se dasaparecia, donde yo hiba eso siempre me acompanaba hasta que un amigo me llevo a una iglesia cristiana de negros alli el pastor , la pastora y sus asistentes me hicieron una uncion tan fuerte que yo grite, llore y me desmaye de eso hace como 7 anos y gracias a Dios y a esos pastores y al amigo que puso en mi camino, todos los miedos se fueron y tambien el espiritu maligno que or muchos anos de apodero de mi. Eso si perdi todas las facultades de ver, sentir, adivinar, sonar y queesos suenos se volvieran realidad. Le pregunte al pastor que era lo que tenia yo, el soo me dijo :Lo que estaba ya no esta, manten tu casa limpia y no dejes que vuelva con 7 mas.