La leyenda de Sawney Beane: la historia real de “Las colinas tienen ojos”

COMPARTELO Y HAZ #RT

En 1977 el maestro del terror y el suspense Wes Craven dirigió la película de culto “Las colinas tienen ojos (The Hills Have Eyes)”, donde una familia atrapada en el desierto de Nevada era perseguida por mutantes endogámicos que vivían en las montañas. Y en 2006, el director Alexandre Aja dirigió el remake con mutantes que habían sido expuestos a la radiación nuclear de pruebas del gobierno. Tanto la película original del Craven como el remake se convirtieron en todo un clásico del cine de terror. Sin embargo, lo que muchas personas desconocen es que la historia se inspiró en realidad en Alexander “Sawney” Bean.

 

Comienza una leyenda

 

Sawney Beane nació a finales del siglo XIV, en un pequeño pueblo de East Lothian, a menos de 16 kilómetros de Edimburgo, Escocia. Beane comenzó su vida siendo un fracasado, propenso a la ociosidad y con cierta inclinación a la deshonestidad, por lo que decidió escaparse de casa con una mujer. Al no tener medios para ganarse la vida decidieron vivir en una cueva profunda en Galloway. La “feliz” pareja sobrevivía robando, asesinado y devorando a los viajeros. Con el tiempo su familia creció hasta ser un total de 46 hijos, hijas, nietos y nietas.

 

Su reinado de incestos no pasó desapercibido: cientos de personas desaparecieron durante años, y los restos de sus víctimas eran arrojadas al mar. Sin embargo, con el paso del tiempo las extremidades de las personas comenzaron a aparecer en las playas cercanas, para horror de las comunidades costeras. Este macabro suceso llegó a las autoridades locales, que no dudaron en ejecutar a muchas personas inocentes por los delitos de Sawney.

 

La familia de Sawney fue creciendo de tal manera que comenzaron a atacar a grupos más grandes, estaban convencidos de que nunca serían descubiertos: la cueva que habían elegido los habían mantenido escondidos de las miradas indiscretas. Según documentos históricos, su reinado de terror duró unos 25 años, con más de un millar de hombres, mujeres y niños cruelmente asesinados y devorados. Pero finalmente fueron descubiertos por una simple casualidad.

 

El fin del reinado de terror

 

Un hombre y su esposa regresaban del mercado local a caballo, cuando fueron atacados por la familia Bean. El hombre se defendió con su espada y su pistola, pero su mujer perdió el equilibrio y cayó del caballo, para ser inmediatamente devorada por los caníbales, que arrancaron sus entrañas y comenzaron a darse un festín en su honor. Sin embargo, el marido tuve mejor suerte ya que unos 30 aldeanos llegaban por ese mismo camino. Al percatarse, la familia de Sawney se retiró rápidamente a su escondite. El hombre y el grupo fueron a Glasgow, donde informaron a las autoridades, quienes a su vez informaron al rey, Jacobo IV, que se quedó tan fascinado con la historia que se encargó personalmente del caso. La guardia personal de Jacobo IV y un ejército de 400 hombres se dirigió hacia el último lugar donde habían sido vistos los caníbales y comenzó la cacería.

La guardia personal del rey no fue capaz de encontrar la cueva oculta pero los perros no podían ignorar el fuerte olor a carne que los rodeaba. Los hombres entraron en la cueva y encontraron una escena terrible: partes secas de cuerpos humanos estaban colgando en todo el techo, las extremidades en escabeche guardadas en barriles, y pilas de dinero y joyas de los muertos. La familia de Sawney no hizo ningún intento de escapar, por lo que todos fueron capturados vivos y llevados a Edimburgo en cadenas, donde fueron encarcelados, hasta su posterior traslado a Leith.

La gente estaba horrorizada cuando se enteraron de los delitos de Sawney Beane y su familia y decidieron darles un castigo aún más bárbaro. La ejecución lenta a cada uno de los miembros: mientras los cuerpos de los hombres eran desgarrados hasta la muerte, con el desmembramiento de las manos y piernas, las mujeres eran quemadas vivas después de presenciar la ejecución de los hombres.

 

¿Realidad o un simple cuento?

 

A día de hoy no se sabe si la leyenda Sawney Bean fue real, pero hay historiadores que creen que hay muchos factores que sugieren que la historia pudo ser una invención del siglo XVIII. Parece ser que la leyenda surgió por primera vez a principios del siglo XVIII en los periódicos de la época. Estos fueron impresos en Inglaterra, pero en líneas generales los historiadores coinciden en que se basaba en relatos sobre cuentos aterradores, ejecuciones, asesinatos, dirigido a lectores ingenuos.

 

Otro punto a tener en cuenta es que no existen registros contemporáneos de la época que mencionen a Sawney Bean. Asimismo, no hay registros que mencionen la gran cantidad de desapariciones de viajeros en la zona del condado de Ayrshire. Sin embargo, otros investigadores aseguran que es posible que el relato sea real. Se basan en que la costa de Ayrshire está llena de oscuro folclore, por lo que la leyenda Bean ha podido caer en el olvido.

 

Los fantasmas de la cueva

 

El conocido detective psíquico Tom Robinson está realmente convencido de que la historia de Sawney Bean fue real, después de haber visto los fantasmas en la cueva de Sawney. Pero el detective psíquico fue más allá, al asegurar que la familia Sawney no fue ejecutada en Edimburgo, más bien que fueron sellados con vida en la cueva, sufriendo una muerte lenta y agonizante.

 

Sin embargo, los fantasmas no son los de Sawney y su familia, son los de sus víctimas que fueron maldecidas antes de ser asesinadas y devoradas por el clan de caníbales. En el interior de una cueva, Robinson aseguró haber escuchado el grito de una mujer y ver una figura femenina arrastrándose por la cueva con 12 luces blancas, mientras que una figura masculina yacía inmóvil en el suelo de la cueva. Las imágenes se desvanecieron en la pared de la cueva. Tras realizar posteriores investigaciones, Robinson regresó a la cueva en 1991 y realizó un exorcismo.

 

Como hemos podido comprobar, a día de hoy nadie sabe si la leyenda de Sawney Beane fue real o un simple cuento publicado en los periódicos de la época. Pero tampoco podemos descartar que con el paso de los siglos se haya querido ocultar esta terrible historia, porque se convertiría en un nuevo capítulo oscuro de nuestra curiosa historia, o tal vez porque algunos de los descendientes de Sawney podrían continuar en la zona, esperando el momento para alimentarse de los pobres turistas perdidos, quien sabe.

 

http://www.mundoesotericoparanormal.com/

Escribir comentario

Comentarios: 0